Varios centenares de ceutíes se concentraron ante la Delegación del Gobierno en Ceuta al grito de “Ceuta no se vende”, lo mismo para solicitar la dimisión de la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, como consecuencia de la crisis migratoria producida en la ciudad. algunas otras consignas utilizadas en esta concentración ciudadana fueron:

“Sánchez, atiende, Ceuta no se vende”, 

“Yo soy español” .