Comunicado

El Reino de Marruecos deplora la actitud de España, que acoge en su territorio al llamado Brahim Ghali, líder de las milicias separatistas del “polisario”, procesado por graves crímenes de guerra y graves violaciones de los derechos humanos.

El Reino de Marruecos expresa su decepción por este acto, que es contrario al espíritu de asociación y buena vecindad, y que afecta a una cuestión fundamental para el pueblo marroquí y sus fuerzas vivas.

La actitud de España suscita gran incomprensión y legítimos interrogantes:

– ¿Por qué el llamado Brahim Ghali fue admitido en España a escondidas y con un pasaporte falso? 

– ¿Por qué España consideró útil no avisar a Marruecos? 

– ¿Por qué optó por su ingreso con una identidad falsa? 

– ¿Por qué la justicia española no ha reaccionado aún a las numerosas denuncias presentadas por las víctimas? Por ello, el Embajador de España en Rabat fue convocado al Ministerio de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes en el Extranjero, para informarle de esta posición y exigirle las explicaciones necesarias sobre la actitud de su Gobierno.