Los próximos meses supondrán un recorrido especial dentro del vía crucis judicial que arrancó para el Partido Popular hace doce años con el estallido del caso Gürtel: el próximo 8 de febrero se celebrará el juicio de la pieza conocida como caja B, siete años después de que los ‘papeles de Bárcenas’ hicieran aflorar el sistema de financiación con dinero negro. Continuar leyendo