Siete marroquíes figuran entre los 150 nuevos diputados en el Parlamento neerlandés, convirtiéndose así en la primera nacionalidad extranjera dominante.

Con 7 asientos conseguidos, los marroquíes están en la cabeza de los parlamentarios oriundos del extranjero, delante de los turcos (3 asientos) y los surinameses (2 asientos), informan los medios de comunicación neerlandeses. En los Países Bajos, las elecciones legislativas se han desarrollado en tres días debido a la pandemia del coronavirus. El partido liberal del Primer ministro neerlandés saliente, Mark Rutte, llegó en primera posición en las elecciones. Dirigirá su cuarta coalición gubernamental, pero no piensa trabajar con el partido de la libertad (PVV) de Geert Wilders, que se ha convertido en la tercera fuerza política del país ganando 17 asientos en vez de 20.

Rutte ha excluido toda coalición con el líder de la oposición “por lo que dijo respecto al islam y al Corán”. Durante la campaña electoral, puso de relieve su proyecto de “desislamización” de los Países Bajos y acusó, por otra parte, “de terroristas de calle inmigrados” a los marroquíes.

Fuente Bladi.es