Redouan El Ahmadi

Teniendo 91 años, mi madre ,sigue lúcida y hermosa humanamente hablando , de su edad se sabe poco , me decía ; cuando se declaró la guerra civil española ella tenía seis años .
Le gustaba sophia Loren , su actriz preferida, el glamour bien personificado , tampoco se lo olvidadó de los treinta versos aprendidos de un poeta árabe los de la generación de los escritores y poetas que emigraron a América latina , buscando el horizonte donde se puede respirar el aire menos contaminado de autoritarismo .
Mi madre le gusta todas las luchas llevadas con determinación ,belleza de los gestos fraternales , ompromiso con matices y humanismo con raíces anclados en los valores universales.
Me gusta cuando escucha los analistas políticos y me discute el bien y el mal , lo hace con vehemencia de un ponente entendido en la materia a la vez se acoge a la moderación con esmero como si al final de las conversaciones aportase serenidad requerida .
Mi madre pertenece a la generación de los que ejercieron el respeto sin tener la necesidad de recurrir al eufemismo para cubrir de capas un sentimiento feo .Es de la generación que dio su corazón y su entera disposición a lo que creía , eso que no sabían escribir ni leer, mi madre un poco.
Mi madre tenía intuición bastante acentuado , sabía convencer los de su Reino, experta en collejas como retroalimentación, un feedback bien dado . …