StopVirginityTest pone sobre la mesa prácticas de violencia de género y sexual en zonas rurales de Marruecos como la prueba de los dos dedos o de la sábana en la noche de bodas.

“Mantén tu cabeza baja y las piernas abiertas. Esto dolerá un poco, pero entonces terminará”, le dijeron a Sarah (34 años) en la clínica mientras la sometían a un test de virginidad. En algunos casos, la prueba consiste en introducir dos dedos en la vagina para testar si la mujer ha mantenido relaciones sexuales anteriormente. Continuar