El número de nacimientos en Melilla se ha reducido a la mitad en 2020 a raíz del cierre de la frontera con Marruecos desde el pasado 13 de marzo por la crisis del Covid-19 y con ello la imposibilidad de pasar a la ciudad española de las “cientos de parturientas que cruzaban a dar a luz en el centro sanitario de forma gratuita”. Continuar leyendo