Mientras Marruecos cierra negocios con Rusia, en Rabat señalan que no hay fecha para la reunión entre el rey marroquí y el presidente español.

Marruecos mete otro gol por la escuadra a Europa cerrando filas no sólo mediante acuerdos comerciales y de defensa con Reino Unido y Estados Unidos, sino contando también con Rusia, que ya está instalado en Nadorciudad marroquí vecina a Melilla.

El país magrebí se ha convertido en el tercer socio económico más poderoso de Rusia en África y el segundo árabe. En realidad, los intercambios comerciales entre ambos estados se remontan al siglo XVII. Entonces el sultán Ben Abdallah y la emperatriz Catalina II establecieron los primeros contactos e iniciaron los acuerdos de comercio.

En este siglo, el viaje del rey Mohamed VI al Kremlin en 2016 resultó decisivo para las relaciones bilaterales con la firma de convenios, acuerdos y memorandums que empiezan a ver sus frutos actualmente. La cooperación se estableció en los sectores agrícola, económico y político, fruto de aquellos tres días del monarca alauita en Moscú.

Desde el año 2000, las relaciones comerciales bilaterales se habían ampliado significativamente, especialmente en el sector de la minería y la agricultura. Realmente, los rusos están ya instalados en Bouyafar (Nador), al lado del puerto de Nador West Med, próximo a Melilla. Acabará de ser construido en 2021.

Se trata de un complejo petroquímico con una capacidad de refinar 100.000 barriles diarios, que aumentará hasta doblar esta cantidad, y que utiliza los conocimientos y más recientes tecnologías rusas para la refinación y almacenamiento de productos petroleros.

El contrato lo firmaron en octubre 2019 en la Cumbre Rusia-África por un valor de 2.000 millones de euros. Además, exiten otros acuerdos de pesca, estudios marítimos, agricultura, industria, automoción, energía y química. Las operaciones económicas conjuntas en el continente africano también son una realidad….Continuar leyendo