Interior rechaza una recomendación del Defensor del Pueblo que pide que los extranjeros en situación irregular puedan denunciar como víctimas de delito sin riesgo a ser sancionados. Algo que se extiende quienes que tengan que realizar trámites en dependencias policiales.

Las personas extranjeras en situación administrativa irregular seguirán sin poder ir a una comisaría para poner un denuncia con la tranquilidad de que ese trámite tan básico no les va a suponer la expulsión del país. Es decir, que en España ser inmigrante antes que víctima.

La Secretaría de Estado de Seguridad, dependiente del Ministerio del Interior, se ha negado a aceptar una recomendación del Defensor del Pueblo que le pedía “dictar las instrucciones precisas” para que las personas en situación irregular “presuntas víctimas de un delito puedan formular denuncia sin que se les derive, por esta causa, a la incoación de un procedimiento sancionador que conlleve su expulsión del territorio nacional”. Una recomendación que Francisco Fernández Marugán elevó al departamento de Fernando Grande-Marlaska hace 15 meses, pero que solo ha sido respondida negativamente después de cuatro recordatorios por parte de este órgano.

Marugán hizo esta petición a Marlaska tras una queja de la organización València Acull (València Acoge), que denunció en 2019 el caso de una mujer hondureña en situación irregular que fue a denunciar la agresión de un hombre a la comisaría de Xirivella (València) y salió con una propuesta de expulsión y sin haber podido poner la denuncia.Continuar leyendo