23 de junio de 2024

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Un acuerdo casi definitivo entre Sánchez y Díaz para formar gobierno

3 minutos de lectura

Si la investidura de pedro Sánchez fuera un castillo, podría decirse que hoy el presidente en funciones ha puesto la primera piedra. El secretario general de los socialistas ha firmado junto a la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz el pacto de gobierno que une los caminos de PSOE y Sumar en esta nueva legislatura. Lo hacen “con las mismas ganas del primer día” y dando por hecho que lograrán el apoyo de ERC, Junts, PNV y EH Bildu, necesarios para que el Gobierno eche a andar. “Habrá cuatro años más de gobierno progresista”, ha lanzado el jefe del Ejecutivo. “Sé muy bien que es difícil llegar a acuerdos, pero lo único que nos mueve es defender a España y a sus gentes”, ha completado Díaz.

La firma del acuerdo entre PSOE y Sumar llega una semana antes de cumplirse el plazo que ambas formaciones se autoimpusieron y que finalizaba el próximo 31 de octubre. Las negociaciones se intensificaron durante el fin de semana y terminaron de concretarse ayer. Por la mañana, desde Sumar presionaron para que el texto contemplase la reducción de la jornada laboral a las 37,5 horas por semana. Al mediodía, se vieron presidente y vicepresidenta. Y, por la noche, fueron los equipos negociadores quienes terminaron de cerrar los últimos flecos.

Así las cosas, el acuerdo se ha comunicado el martes por la mañana y lo han escenificado en una de las salas del Museo Reina Sofia, en cuyos pasillos charlaban sonrientes y tranquilos Sánchez, Díaz y los miembros de sus equipos antes de la firma. Especialmente María Jesús Montero, ministra de Hacienda, y Nacho Álvarez, de Sumar, grandes hacedores del acuerdo, que no es el primero que sellan Sánchez y Díaz pero sí sus partidos. Hace cuatro años, las siglas que figuraban en los papeles eran las de Unidas Podemos y Pablo Iglesias era quien lo rubricaba.


El primer punto de aquel acuerdo obligaba al Gobierno de coalición a suprimir un artículo del Estatuto de los Trabajos, una medida de la que Díaz se ha acordado hoy. Y es que, el nuevo pacto supone a ojos de la vicepresidenta “la hora de la segunda ola de derechos laborales”, con el nuevo Estatuto del Trabajo, la antes mentada reducción de la jornada laboral o el encarecimiento del despido. En su discurso, la vicepresidenta ha hecho un repaso de las medidas que se incluyen –también más vivienda pública o guarderías gratis– y se ha congratulado del camino recorrido. “Los españoles votaron para respaldar las políticas públicas de la última legislatura, para ganar más derechos, para ser más felices… Vamos a por más, vamos a gobernar mejor”, ha lanzado.

En este último mensaje ha coincidido el presidente, que ha vuelto a dar por hecha la investidura pese a que ni hay fecha aún ni tiene atado el resto de apoyos -solo EH Bildu se ha mostrado abiertamente a favor, mientras con las otras formaciones nacionalistas todavía se negocia en secreto y con discreción-. “Dijeron que íbamos a durar dos días, pero llevamos cinco años gobernando y vamos a estar otros cuatro más”, ha lanzado el presidente, en total sintonía con Díaz. 

En su intervención, el jefe del Ejecutivo en funciones ha hecho un repaso por los años que le ha tocado vivir en la Moncloa para poner la mirada larga. Porque, según ha dicho, “queda mucho por hacer, muchas injusticias que resolver”. Unos retos que afronta “con la mismas ganas e ilusión del primer día”. En este punto, ha resaltado que el acuerdo de gobierno, con más de 230 medidas, está “sostenido por la ciencia” y “persigue las aspiraciones de la Constitución Española”. Sánchez ha asegurado que no solo gobernará para los votantes del PSOE o de Sumar, sino para la mayoría de los españoles: “Hemos hecho las cosas bien y ahora las vamos a hacer aún mejor”.