23 de julio de 2024

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Ginebra :El polisario preocupa expertos internacionales en el terrorismo

4 minutos de lectura

BOUBEKRI MOHAMMED YASSER

“¿Cómo se convirtió el Sahel en el epicentro del terrorismo global? “. Esta cuestión planteada por el Observatorio Geoestratégico de Ginebra fue objeto de un interesantísimo debate celebrado en la Universidad de Ginebra el jueves 22 de junio.

Alain Juillet, ex-director de inteligencia francesa, la DGSE, Paul Kananura, politólogo y presidente del Afrika Institute y Rémi Baudouï, profesor de ciencias políticas y relaciones internacionales en la Universidad de Ginebra recordaron cómo y por qué el Sahel se había convertido en epicentro del terrorismo global antes de elaborar un mapa completo de los distintos grupos que operan en la región. Una presentación precisa y rigurosa que puso de manifiesto la falta de previsión de la comunidad internacional. El cual, hoy tiembla ante la idea de que este nuevo bastión del yihadismo tarde o temprano pueda representar una amenaza para los países occidentales.
En la audiencia estuvieron presentes estudiantes y profesores de la Universidad de Ginebra e institutos de investigación extranjeros, representantes de organizaciones internacionales, diplomáticos y periodistas.

Rémi Baudouï, profesor de la Universidad de Ginebra y especialista en la cuestión del terrorismo abrió la conferencia recordando la influencia de los acontecimientos mundiales contemporáneos en la situación del Sahel. Y evocar los factores que explican el deterioro de la situación general de los países de la zona saheliana. El surgimiento de la violencia a través del crimen, las milicias y grupos parapoliciales y el terrorismo son fenómenos en constante crecimiento en la región.

Alain Juillet inició su presentación con una descripción general de las diferentes influencias religiosas e históricas en la región. Este último, subrayó las consecuencias de la colonización en el equilibrio político de los países en cuestión. También es una oportunidad para mencionar las diferentes divisiones intranacionales entre los pueblos del Sur y del Norte. El resentimiento alimentado por recuerdos de conflictos pasados ​​sigue siendo un poderoso catalizador de la rivalidad. La caída del coronel Gaddafi, el éxodo de los islamistas argelinos empujados hacia el Sur y las estrategias de las potencias circundantes tienen una fuerte influencia en la situación del Sahel. Los numerosos conflictos y desencuentros nacionales, regionales e internacionales han llevado a una implosión del equilibrio dentro de este espacio. A esto se suma la gestión incompleta de las operaciones antiterroristas por parte de las potencias occidentales. Esto ha favorecido el surgimiento de una nebulosa de grupos terroristas que se alimentan del resentimiento de las poblaciones contra las potencias extranjeras.

Según Paul Kananura, la inestabilidad afecta la garantía de la seguridad social, actualmente ausente en los países del Sahel. Lamenta que las operaciones internacionales como la Operación Barkane, la Operación Serval y la operación de la ONU no fueran seguidas de mantenimiento para garantizar la estabilidad aguas abajo de las victorias militares contra los terroristas. Por otro lado, las operaciones fueron precedidas por acciones malintencionadas de algunos grupos locales. Los conflictos locales que se han internacionalizado por su importancia también son presa de la manipulación política, a través de reorganizaciones finamente jugadas. Paul Kananura dibujó un cuadro de todos los aspectos de la sociedad saheliana y concluyó que la región es víctima de una inestabilidad global duradera. Cuestiona: ¿de dónde vienen los recursos de los terroristas no disponibles en la región? ¿Es la estrategia correcta atacar un modus operandi global (terrorismo) en lugar de un grupo específico? ¿Sería eficiente agrupar las estrategias antiterroristas en lugar de desarrollar varias al mismo tiempo según las posiciones de los socios? Es de esperar la presencia de nuevos actores antiterroristas y la convergencia de las estrategias militares, el desarrollo viable y los derechos de la población para aspirar a la reducción de los actos de terrorismo en el Sahel.

Los intercambios que siguieron destacaron otro problema político subyacente relacionado con la cuestión del Sáhara. Un participante preguntó si Argelia podría pretender jugar en la lucha contra el terrorismo en el Sahel mientras apoya al Polisario, algunos de cuyos miembros están implicados en casos de terrorismo o involucrados en el tráfico. Y también preguntarse si el acercamiento de Argelia a Rusia e Irán no reorganizaría las cartas en términos de asociación en la lucha contra el terrorismo. Preguntado sobre la cuestión saharaui surgida durante el debate, Alain Juillet respondió que en “el Sáhara Occidental, la solución debe pasar por una negociación que debe conducir a una forma de autonomía. Sin embargo, no estoy seguro de que todos deseen la autonomía. Lo que quiere Argelia, que apoya a los saharauis, es acceso al mar y si un país es autónomo, el acceso al mar difícilmente está garantizado”.
Cabe señalar que la presencia de Alain Juillet como panelista de esta conferencia-debate fue un requerimiento del Sr. Alain Jourdan, con el objetivo de conferir mayor credibilidad al evento y atraer al público, al invitar a una personalidad reconocida en el mundo de la inteligencia con experiencia en el archivo.

El Observatorio Geoestratégico de Ginebra se basa en una red internacional de académicos, líderes de ONG y periodistas. Lucha contra los estereotipos y los análisis demasiado etnocéntricos que prevalecen en muchas consultas internacionales. El video completo de esta conferencia en el canal de YouTube: https://youtu.be/HZfUiI81LK8