21 de julio de 2024

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Aumento alarmantemente de la violencia en los campamentos argelinos de tinduf.

2 minutos de lectura

BOUBEKRI MOHAMMED YASSER

Los campamentos de Tinduf vivieron un nuevo episodio de violencia en la noche del 31 de marzo al 1 de abril después de que las milicias separatistas intensificaran la represión contra sus habitantes durante el mes sagrado del Ramadán.

Estos hechos se desataron tras una fuerte intervención de elementos de la llamada gendarmería del polisario contra familiares del opositor Hadj Ahmed Barikalla.

Esta agresión provocó una oleada de protestas contra la política de intimidación y represión llevada a cabo contra los secuestrados en Tinduf por las milicias del polisario apoyadas por el ejército argelino. Fue así como decenas de vecinos del campamento atacaron e incendiaron el centro de gendarmería así como varios vehículos.

Las milicias separatistas invadieron un almacén perteneciente a los familiares del SG del Movimiento Saharaui por la Paz (MSP), Ahmed Barikalla, y agredieron a su sobrina y a su tío diabético de 80 años.

El Foro de Apoyo a los Autonomistas de Tinduf (FORSATIN) indicó que manifestantes atacaron la sede de la gendarmería del Polisario y la incendiaron para vengar a las mujeres y los niños que fueron golpeados por las milicias. Por su parte, la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH) denunció la agresión que sufre la familia Souilem Ahmed Barikalla por parte del aparato represor del polisario.

ASADEDH considera este atentado como una venganza de la dirección del polisario contra el MSP tras los éxitos que ha obtenido dentro y fuera al disputar su monopolio de representación saharaui. En un comunicado, el MSP llamó a todas las fuerzas activas y organizaciones internacionales de derechos humanos, así como a la ONU, a presionar al polisario y al país que lo alberga, Argelia, para poner fin a esta ola de represión contra la población civil.

En una carta dirigida a la ONU, el secretario general del MSP, Hadj Ahmed Barikalla, denunció la agresión de la que fue víctima su familia y en particular la perpetrada contra su sobrina Hassania Salem.

Cabe recordar que la dirección del polisario atraviesa una grave crisis ya que el régimen argelino multiplica las presiones que ejerce sobre sus dirigentes para amordazar el camino de los opositores y frenar todas las formas de protesta que se han ensanchado tras los conflictos entre los habitantes de los campamentos y los argelinos.