9 de diciembre de 2022

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Continúa la confiscación de derechos y el control de las libertades en Argelia

4 minutos de lectura

Mohammed Yasser Boubekri

Un simposio fue organizado por el Observatorio Internacional sobre la Paz, la Democracia y los Derechos Humanos ( IOPDHR-GENEVA), en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, en colaboración con la organización internacional con estatus consultivo ECOSOC, PDES-NGO (Promoción del Desarrollo Económico y Social), en el que las dos ONG presentaron los resultados del informe conjunto sobre el grado de cumplimiento del Estado argelino con sus obligaciones internacionales en el marco del Examen Periódico Universal -el cuarto ciclo- a la luz de las recomendaciones realizadas en mayo de 2017.

El seminario fue moderado por el Sr. Bjorn HOLTIN, asesor político sueco y experto en asuntos africanos, quien expresó al principio la importancia de este evento internacional como una oportunidad para reflexionar sobre lo que se ha hecho con respecto a la situación de los derechos humanos. Especialmente en la región del norte de África, donde las experiencias democráticas varían de un país a otro y donde Argelia representa un modelo que ha eludido sus deberes y obligaciones, debido a los numerosos casos pendientes y a la correspondencia de los procedimientos especiales sin respuesta, así como a las visitas internacionales suspendidas u obstruidas.

Por su parte, el Sr. Oualid KEBIR, activista político sobre los derechos humanos argelinos y presidente de la Asociación Magrebí para la Paz, la Cooperación y el Desarrollo, abordó los retos del derecho a la libertad de opinión y de expresión en Argelia. Este último, abordó el tema de los manifestantes y activistas del movimiento, así como el alarmante aumento de las violaciones en el espacio público y civil; una situación que sólo puede calificarse de peligrosa, especialmente después de que el régimen militar argelino añadiera varias enmiendas a las leyes para legitimar los abusos contra los defensores de los derechos humanos, los activistas y los periodistas.

El régimen argelino ha ido más allá, como sostiene el Sr. Oualid KEBIR, al ampliar la definición del delito de terrorismo, sin tener en cuenta las obligaciones del Estado en virtud del derecho internacional, permite acosar a los activistas de derechos humanos y a los blogueros. Por lo tanto, se permiten procesarlos por diversos cargos, como incitación a la reunión, inteligencia con un país extranjero o desacato a las instituciones del Estado.

En otro orden de cosas, el Sr. Hans NOOT, experto neerlandés en comportamiento organizativo y antropología de las organizaciones y miembro de la junta directiva de Derechos Humanos sin Fronteras en Bruselas, destacó la situación anómala de los campos de Tinduf y el desfase con las normas de la Convención de Ginebra de 1951, una situación que se aparta de las normas del derecho internacional para permanecer congelada. Los campos de Tinduf representan una excepción en la que la población está privada de censos, informes de protección y tarjetas de refugiado. Una población víctima de graves violaciones de los derechos humanos, algunas de las cuales equivalen a crímenes de guerra, lejos de los ojos y de la vigilancia internacional, y ello dando, por parte del país de acogida, el mandato completo a un grupo armado para que gestione los campos y garantice su inmunidad.

También fue una oportunidad para que el Sr. Hans NOOT abordara la cuestión del desvío a gran escala de la ayuda humanitaria, que ha sido expuesta por la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude “OLAF” y por numerosos informes de la ONU. De esta forma, la medida en que este saqueo ha afectado a las condiciones de vida de los residentes de los campamentos, antes gravemente afectados por el vacío dejado por el incumplimiento de los compromisos del país anfitrión de conectar los campamentos a los servicios básicos, lo que supuso otro reto para el acceso a los derechos económicos y sociales dentro de los campamentos.

Al final del coloquio, la presidenta del Observatorio Internacional de Derechos Humanos de Ginebra, la Sra. Aicha DUIHI, presentó el informe conjunto de las dos ONG sobre el Examen Periódico Universal de Argelia, en el que se exponen las observaciones y recomendaciones sobre los progresos realizados por el Estado. Así este parte en la aplicación de las recomendaciones del informe del Grupo de Trabajo sobre el Examen Periódico Universal, concretamente las relativas a la aceptación de las normas internacionales y la cooperación con los procedimientos especiales y las organizaciones internacionales de derechos humanos: Libertad de reunión, libertad de expresión y asociación, ejecución extrajudicial y aplicación de los derechos económicos, protección de los niños frente a la explotación, condiciones de asilo y Estado de derecho para el país anfitrión, Argelia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *