Mohammed Yasser Boubekri

La República de Cabo Verde inauguró un consulado en la ciudad sahariana de Marruecos, Dajla, en una ceremonia presidida por el ministro caboverdiano de Asuntos Exteriores, Rui Alberto de Figueiredo, y su homologo marroquí, Naser Bourita. 

La apertura del consulado en Dajla se produce un día después de que los dos representantes inauguraran oficialmente la Embajada de Ciudad del CaboVerde en Rabat, después de haber publicado conjuntamente un comunicado al margen de la primera Conferencia Ministerial de los Estados del África Atlántica en junio pasado.

En este documento, Figueiredo Soares reafirmó el apoyo de su país a la integridad territorial de Marruecos y aplaudió los esfuerzos de las Naciones Unidas para encontrar una solución al conflicto del Sáhara con el fin de mantener « la estabilidad en la región ».

También reiteró su apoyo a la búsqueda de una “solución duradera” que tenga por objeto preservar la integridad territorial del reino alauita, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, y garantizar el cumplimiento de la decisión 693 de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana, de julio de 2018. 

Cabo Verde está precedida por una treintena de países, principalmente africanos, árabes y latinoamericanos, que han abierto un consulado en las ciudades de Dajla y en Laâyoune en el Sahara marroquí.

Así, las relaciones diplomáticas entre Marruecos y Cabo Verde atraviesan uno de sus mejores momentos después de haber trabajado para desarrollar “sólidas relaciones de cooperación fructífera” y de “solidaridad efectiva” para demostrar su compromiso y sus vínculos como hermanos africanos. En esta relación, los dos países se mostraron optimistas y favorables a seguir compartiendo la voluntad de contribuir al mantenimiento de la paz y la estabilidad en África mediante la colaboración mutua.