Med Yasser Boubekri

El Rey de Marruecos, SM Mohammed VI, mantuvo el jueves 30 de marzo del 2022, una conversación telefónica con el Presidente del Gobierno español Pedro Sánchez, en la que ha quedado inaugurada la nueva etapa de las relaciones entre ambos países.

“He conversado con S.M. el rey Mohamed VI sobre las relaciones entre España y Marruecos. Lanzamos una hoja de ruta que consolida la nueva etapa entre dos países vecinos, socios estratégicos, basada en la transparencia, el respeto mutuo y el cumplimiento de los acuerdos”, subrayó Pedro Sánchez en un tuit.

Durante este intercambio, indica una nota de prensa del Gabinete Real marroquí, el Soberano reiteró su agradecimiento por el contenido del mensaje que recibí el 14 de marzo del presidente del Gobierno español.

Esta carta histórica está en consonancia con el espíritu del discurso real del 20 de agosto de 2021 y responde al llamamiento de SM el Rey para “inaugurar una etapa sin precedentes en las relaciones entre los dos países”. Además, la asociación entre los dos países es parte de una nueva era, basada en el respeto mutuo, la confianza mutua, la consulta permanente y la cooperación franca y leal. 

En este contexto, los distintos ministros y funcionarios de los dos países están llamados a implementar acciones concretas en el marco de una ambiciosa hoja de ruta que abarque todas las áreas de la asociación, integrando todos los temas de interés común. 

En esta ocasión, el Soberano invitó al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, a realizar una visita a Marruecos “en los próximos días”.

Por lo tanto, minutos después de que se hiciera pública la llamada de SM Mohamed VI a Pedro Sánchez, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha cancelado su viaje previsto el viernes 1 de abril a Rabat y acudirá en los próximos días a Marruecos acompañado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

España, al hacer este anuncio con la voz más autorizada, marca su posición de la forma más clara posible y se acoge así a la postura más avanzada a nivel europeo.

El anuncio de la nueva posición española hace parte de un impulso que empezó el 10 de diciembre de 2020 con un tuit de Donald Trump quien declaró la soberanía de Marruecos sobre el Sahara, igual que los países de la Liga Árabe, los Estados del Golfo. 

Es oportuno subrayar la evolución de la posición de Alemania, cuyo presidente había afirmado, en un mensaje escrito enviado a Su Majestad MohammedVI, que Berlin considera el plan marroquí de autonomía presentado en 2007 como un esfuerzo serio y creíble de Marruecos y como una buena base para llegar a un acuerdo.

La nueva posición española, que no adolece de ambigüedades en cuanto a su profundo significado histórico y geoestratégico, constituye un revés mortal para Argelia y su creación el polisario que consideraba a España como su zona de confort.