10 de diciembre de 2022

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

El juez Rafael Lasala urge a Exteriores la entrega del dossier sobre el líder del Polisario y presunto genocida Brahim Ghali

5 minutos de lectura

La Abogacía del Estado afirma que el imputado Camilo Villarino, exjefe de gabinete de Arancha González Laya, ya no posee la documentación requerida por el juez.

RPRESS Málaga, 3 de enero 2022.- Según informa THE OBJECTIVE, El juez del caso Ghali vuelve a poner el foco en el Ministerio de Asuntos Exteriores. El titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, Rafael Lasala, ha solicitado al departamento dirigido por José Manuel Albares que entregue «a la mayor brevedad posible» la nota diplomática y el dossier sobre Brahim Ghali que fueron entregados en abril al imputado Camilo Villarino, entonces jefe de gabinete de la exministra Arancha González Laya, tras tener conocimiento de que el líder del Frente Polisario había entrado en España.

En una providencia a la que ha tenido acceso THE OBJECTIVE, el juez solicita a la Dirección General para el Magreb, Mediterráneo y Oriente Medio (DGMAMOP) del Ministerio de Exteriores que haga llegar cuanto antes el dossier y la nota encargados por Villarino, único imputado junto a González Laya en esta causa, en la que se investiga la presunta entrada irregular de Brahim Ghali en nuestro país para ser atendido en un hospital de Logroño por motivos humanitarios, con un pasaporte falso y en un avión del Gobierno argelino que aterrizó el 18 de abril en la base aérea de Zaragoza.

La orden del juez se produce después de que la Abogacía del Estado, que defiende a Villarino y González Laya, indicase que el que fuera jefe de gabinete de la exministra ya no posee la documentación requerida. «El Sr. Villarino, tras su cese como Director del Gabinete el 12 de julio, no conservó consigo la nota que le elaboraron», señalaba la Abogacía del Estado en un escrito enviado a mediados de diciembre al juez.

En ese escrito, la defensa de Villarino indicaba al juez «para facilitar su localización» que, «en su caso», la nota y el dossier se hallarían en los archivos de la Dirección General para el Magreb, Mediterráneo y Oriente Próximo. Era su respuesta a una providencia dictada por el juez Lasala el 9 de diciembre. En ella, el juez instructor solicitaba el dossier sobre Ghali al que se había referido el ex mano derecha de González Laya cuando declaró como investigado ante el magistrado, el pasado mes de septiembre.

Información requerida a Interior

En la providencia del 9 de diciembre, el magistrado instructor también se dirigía a la Policía Nacional para que se investigue cómo y cuándo se enteró la cúpula del Ministerio del Interior de la polémica entrada en España del líder del Frente Polisario. En concreto, Lasala solicitaba a la Comisaría General de Información de la Policía Nacional que informase sobre el aviso que hizo a los responsables del departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska, entre los días 18 y 23 de abril, «advirtiendo que tenía que poner en conocimiento del Juzgado de Instrucción Central la presencia en España de Ghali», quien en aquellos momentos tenía abiertas dos causas por presuntos delitos de lesa humanidad y torturas en la Audiencia Nacional.

En concreto, el magistrado Lasala solicitaba que, sobre ese aviso que la Policía hizo a Interior, «se especifique el medio que se empleó, a quién se dio tal aviso, en qué fecha exacta y en virtud de qué procedimiento».«A la vista de lo declarado por uno de los investigados y un testigo, remítase oficio a la Comisaría General de Información para que en cinco días informe a este juzgado», indica la providencia del juez instructor, fechada el 9 de diciembre.

sa petición se produjo después de que el Comisario General de Información de la Policía Nacional, Eugenio Pereiro, prestase declaración ante el juez el pasado 29 de noviembre. Según fuentes jurídicas, Pereiro dijo en sede judicial que una fuente confidencial le informó de que el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, viajaría a España poco antes de que aterrizara en la Base Aérea de Zaragoza. Amparándose en la ley de secretos oficiales, el comisario no identificó al confidente.

Asimismo, negó que se enterase de la llegada de Ghali por una vía oficial, pese a que esta información ya era conocida por Arancha González Laya y su jefe de gabinete, Camilo Villarino, ambos investigados en esta causa. El comisario, según las mismas fuentes, aseguró ante el juez que una vez que recibió el chivatazo informó a su superior jerárquico, el director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, José Ángel González Jiménez.

Versiones diferentes

El magistrado Lasala requirió esa información tras detectar diferencias entre lo declarado por uno de los investigados y un testigo durante la instrucción. Antes que Pereiro, el juez había tomado declaración a la jefa de gabinete del ministro Marlaska, Susana Crisóstomo. En su declaración, afirmó que no habló con Marlaska sobre la entrada de Ghali en España hasta el día 23 de abril, cinco días después de su llegada, cuando los medios de comunicación ya se habían hecho eco de la noticia de que el líder del Frente Polisario se encontraba en el Hospital de Logroño.

Según la versión de Crisóstomo, el ministro del Interior le pidió ese mismo día que se pusiera en contacto con Exteriores y que comunicaran a la Audiencia Nacional que Ghali se encontraba en el país. Asimismo, la mano derecha de Marlaska afirmó ante el juez —siempre según las fuentes consultadas por este diario— que no tenía constancia de que se hubiera dispuesto ningún operativo policial para el traslado de Ghali en ambulancia hasta Logroño.

La persona con la que contactó Crisóstomo fue Camilo Villarino. El exjefe de Gabinete de Exteriores lo confirmó en su interrogatorio ante el juez y dijo que desde el Ministerio del Interior se le había pedido información sobre estos hechos después de que se publicaran en la prensa.

M.S

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *