Los casos de fallecidos recibieron la segunda dosis de la vacuna de Moderna fabricada en España por Rovi

Dos personas han muerto en Japón tras la inoculación de las vacunas contra el coronavirus de Moderna producidas en España. Se trata de dosis de viales de uno de los tres lotes retirados al contener partículas contaminantes. Estas dosis fueron fabricadas en los centros de la farmacéutica Rovi.

Los fallecidos son dos hombres de unos 30 años, que han muerto pocos días tras recibir la segunda dosis de esta vacuna contra el coronavirus, según informa hoy el Ministerio de Salud del Japón en un comunicado.

Según las informaciones, las autoridades informaron que el lote de vacunas de donde salieron sus dosis no estaba contaminado, pero realmente sí que se trataba de uno de estos tres lotes

Por todo esto, se está investigando las causas concretas de la muerte, según Reuters.

Japón retiró 1.630.000 dosis de estas vacunas 

Japón suspendió el jueves el uso de 1.630.000 de dosis esta vacuna Moderna contra la Covid-19 fabricadas en España. Lo hizo tras hallar sustancias anómalas en uno de los lotes recibidos, según anunció el Ministerio de Sanidad y Bienestar nipón. Según avanzó un portavoz del Ministerio japonés, los tres lotes de vacunas retirados fueron producidos en una planta en España.

La empresa farmacéutica nipona Takeda, a cargo de la distribución y venta de la vacuna Moderna en el archipiélago nipón, anunció en un comunicado se habrían encontrado “sustancias anómalas” en un lote de viales empleados en uno de los puntos de vacunación en Japón.

Fuente