9 de diciembre de 2022

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Un joven reinfectado después de haber sido vacunado, pasa 12 días en la UCI.

2 minutos de lectura

Fuente

Había pasado el covid en diciembre del año pasado y lo vacunaron en julio

No se le había pensado por la cabeza que él, joven, sano y deportista pudiera acabar en la UCI a causa del coronavirus. Y menos aún tras haber tenido covid en Navidades y recibir la vacuna el pasado mes de julio. Cuando Alberto Lago dio positivo por segunda vez tuvo más miedo de haber contagiado a sus padres que de enfermar él. Pero lo cierto es que este vigués de 37 años acabó en cuidados intensivos. 

Acaba de recibir el alta después de estar doce días ingresado, diez de ellos en la UCI. Ahora va recuperando poco a poco las fuerzas, sabiendo que su caso es muy poco frecuente pero que es un ejemplo de que no hay que confiarse. 

Pregunta: ¿Cómo estás?

Respuesta: Bastante bien. Me dieron el alta el viernes, al fin pude abrazar a mis padres. Ya estoy más tranquilo. La médico me dijo que tenía que moverme, pasear, recuperar mis pulmones. Así que ya me fui a dar varios paseos. Después de tantos días encerrado necesitaba aire. Fue despacio, poco a poco. He tenido suerte, aunque no estoy al 100 %, puedo andar bien sin cansarme.

P: Ya habías pasado el covid hace meses, ¿pensabas que podrías volver a contagiarte?

R: La verdad es que no. Lo pasé en diciembre. Yo vivo en Madrid y en Navidades, antes de venir a Vigo a ver a mis padres me hice una PCR para viajar. Di positivo, pero no tuve ningún síntoma.PUBLICIDAD

P: Y además de haberlo pasado, también te habían vacunado, ¿no?

R: Sí, el cinco de julio recibí una dosis de Pfizer, que en mi caso, como ya había pasado el virus, es ya la pauta completa.

P: Así que considerabas que estabas ya ‘protegido’, pero no fue así.

R: Claro, el día quince de julio vine de nuevo a Vigo a visitar a la familia y no me hice PCR porque no pensé que fuera necesario. Cuando llegué me dolía la garganta, pero lo achaqué al aire acondicionado, me pasa muchas veces en verano. Pero cuando llegué a casa tenía ya 39 de fiebre. Así que me encerré.

P: Y acabaste en el hospital

R: Sí, a los cuatro días los síntomas empeoraron. La fiebre no bajaba y respiraba mal. Así que fui a urgencias y ya me quedé ingresado. Tres días después me pasaron a la UCI, porque no respiraba.

P: ¿Cómo fue ese momento en el que te dicen que te tienen que ingresar en cuidados intensivos?

R: Cuando te dicen: «tus pulmones están inflamados, a lo mejor tenemos que intubarte», asusta. Pero al final decidieron probar antes poniéndome en pronación (boca abajo), para ver si respondía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *