Mohammed Chafih El Mrabet Escritor y poeta

Dos trozos de mi corazón

Han sido arrancados hace tiempo,

Y sigo llorándoles cada día.

Están al alcance de mi mano,

Pero no los puedo tocar,

Porque los ladrones los vigilan…

Con el apoyo de otros bandidos,

Que les gusta chupar la sangre,

Como si fueran vampiros,

A los débiles y los tontos.

Esos son Ceuta y Melilla

Con más tiempo que pasa,

Con más política que lo permita,

Nunca una tierra ocupada,

Se olvida o se abandona.

Ahí está en el corazón,

Guardando su sitio…

Y con la esperanza

De que algún día…

Vuelva a ser mía.

Igual que pasó con Macao o Hong Kong,

Con el país original chino,

E igual que pasara algún día,

Con Gibraltar : la presa inglesa.

Así sueño con recuperar mis dos amadas;

Ceuta y Melilla…

Y con ellas mis otras hijas bellas:

Las Islas Canarias y sus hermanas;

Las Islas Gafarías.

Quizás sus habitantes se sienten cómodos

Bajo el dominio de la ocupación,

Pero nunca van a ser libres,

O iguales a los ocupantes.

Siempre habrá dominadores y dominados…

Y “aunque la mona se viste de seda

Mona se queda”

Aunque se cambie de color,

Siempre se guarda en el fondo

El mismo olor…

Y la nostalgia de un recuerdo lejano,

De algo llamado : Libertad