Hungría reiteró su apoyo al plan de autonomía presentado por Marruecos y a los esfuerzos realizados bajo los auspicios exclusivos de las Naciones Unidas, con miras a alcanzar una solución política, realista, pragmática y duradera a la cuestión del Sáhara, basada en la noción de compromiso.

En una declaración conjunta firmada el miércoles en Rabat por el Ministro de Relaciones Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Sr. Nasser Bourita, y el Ministro de Relaciones Exteriores y Comercio de Hungría, Sr. Peter Szijjarto, actualmente de visita oficial a Marruecos, Budapest reiteró su apoyo “al Plan de Autonomía, presentado al Secretario General de las Naciones Unidas el 11 de abril de 2007” y a los “esfuerzos de desarrollo emprendidos por Marruecos” en la región”.

Del mismo modo, Hungría acogió con satisfacción “los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos, como polo regional de estabilidad y socio privilegiado para el desarrollo de África”, añade el texto.

Marruecos y Hungría destacan su papel positivo y constructivo en el mantenimiento de la estabilidad, la seguridad y la paz en sus respectivas regiones y señalan su compromiso con esos principios, así como con la solución pacífica de los conflictos y el respeto de la integridad territorial y la soberanía de los Estados, como se afirma en la Declaración Conjunta.