La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair recurrirá ante la Comisión Europea y los tribunales europeos la inyección de 3.000 millones de euros que el Gobierno italiano ha prometido que dará a Ita, la nueva aerolínea nacida a partir de Alitalia, que está en concurso de acreedores desde 2017.

“En cuanto este dinero se inyecte en la nueva compañía, nos pondremos en marcha. Esperemos a ver qué ocurre, pero está claro que se trata de una ayuda ilegal y defenderemos nuestros intereses apelando contra este último préstamo”, subrayó el consejer Seguir leyendo