El comunicado de Marruecos da severos toques de atención a nuestro país y señala que los orígenes de la actual crisis con España “son bien conocidos”.

En un comunicado conjunto del ministerio del Interior y del ministerio de Exteriores marroquí, y en nombre del rey Mohamed VI, se hace oficial que “la cuestión de los menores marroquíes no acompañados, que se encuentran en situación irregular en determinados países europeos, está definitivamente resuelta”.

El mensaje hace hincapié en “el compromiso claro y firme del reino de Marruecos de aceptar el regreso de los menores no acompañados debidamente identificados”. Y habla de la cooperación con determinados países “en particular Francia y España”.

Sin embargo, lo que podría parecer un gesto de buena voluntad hacia nuestro país, encierra veladas llamadas de atención. Por ejemplo, Rabat aprovecha la comunicación para señalar que los retrasos de esta cooperación están vinculados “a los complejos procedimientos existentes en ciertos países europeos”…..continuar leyendo