Fuente

La mano derecha de Brahim Ghali y número dos del Frente Polisario, Salem Lebsir, ha reconocido a OKDIARIO, en una entrevista en exclusiva, que el militar árabe tiene pensado abandonar España en los próximos días sin declarar en la Audiencia Nacional, donde está acusado de los delitos de terrorismo, genocidio y tortura, entre otros. “Es todo mentira. En cuanto se recupere, que será en 10 días, saldrá del país. No se presentará ante el juez”, asegura su delfín.

La entrevista entre Salem Lebsir y este periódico se ha llevado a cabo en una pequeña sala de espera del hospital San Pedro de Logroño a tan sólo cinco metros de la habitación donde el líder del Frente Polisario se recupera del coronavirus. Es la primera vez que alguien del entorno de Ghali habla en un medio de comunicación tras el estallido de la mayor crisis diplomática de la democracia entre España y Marruecos.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha reabierto la causa contra el dirigente saharaui por delitos de genocidio, lesiones, detención ilegal, terrorismo, torturas y desapariciones y le ha citado el próximo 1 de junio. Sin embargo, Lebsir ha asegurado a este periódico de manera tajante que Ghali no va a ir a declarar. “¿Por qué va a ir, porque se le ha antojado a unos promarroquíes?”. Según él, estas acciones lo único que pretenden es ensuciar la imagen de Ghali.

En el momento en que varios agentes de la Policía Nacional se personaron en el centro hospitalario para notificar a Ghali la citación judicial, el líder del Frente Polisario se negó a recoger el documento alegando que tenía que consultarlo antes con la Embajada de Argelia y con algunas personas de su confianza.

Durante la entrevista, Lebsir niega que Ghali haya entrado a España con documentación falsificada a pesar de que accedió al hospital bajo la identidad de «Mohamed Benbatouch» y en los informes médicos figura como «Mohamed Abdellah». También nos cuenta que la llegada masiva de inmigrantes ilegales a las ciudades de Ceuta y Melilla es consecuencia de un chantaje de las autoridades marroquíes a las españoles y no de que el Gobierno de España haya recibido a Ghali. “Los españoles son libres, no son esclavos de la monarquía marroquí”, explica.

La entrevista se produjo en estos términos:

PREGUNTA: ¿Ghali puede hablar, está consciente?

RESPUESTA: Sí, sí, claro.

P: ¿Y tiene secuelas del coronavirus?

R: Secuelas, sí, claro. El coronavirus, cuando lo coge uno, se le mete. En fin, está saliendo de todas las secuelas y yo creo que dentro de una o dos semanas…

P: ¿Y él es consciente de todo lo que está ocurriendo en España? ¿Qué piensa?

R: Sí, sí, sí.

P: ¿Y qué dice?

R: ¿Él? Nosotros conocemos muy bien a los marroquíes. Hay chantajes entre las autoridades marroquíes y las autoridades españolas. ¿Entiendes? No es muy difícil de decir. Los españoles son libres, no son esclavos de la monarquía marroquí.

P: ¿Ghali va a ir a declarar a la Audiencia Nacional?

R: ¿Perdón?

P: ¿Va a ir a declarar a la Audiencia Nacional?

R: No, no, no.

P:  ¿No va a ir a declarar?

R: No.

P: ¿Y si le cita un juez?

R: Tampoco, tampoco. ¿Por el antojo de unos promarroquíes?

P: ¿Es cierto que ha entrado con identidad falsa a España?

R: No, no.

P: Se ha publicado. ¿No es verdad?

R: No.

P: ¿Y qué piensa de todas las acusaciones de violación, torturas que le hacen diversas personas?

R: Nada de nada.

P: ¿Es mentira?

R: Es mentira. Él nunca ha entrado en esas cosas. Lo que quieren es ensuciar la imagen de él.

EL video de la intrevista: