Exteriores se enfrenta al problema de la vuelta de de Ghali: “Esperamos que cumpla con la Justicia”

Si la entrada del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en España para ser atendido en un hospital de Logroño ha derivado en la mayor crisis diplomática con Marruecos de los últimos años, el Gobierno se enfrenta ahora a la gestión de su salida, con Rabat al acecho, advirtiendo de que la situación «empeorará» si no rinde cuentas ante la justicia española. Ghali tiene abiertas dos causas en la Audiencia Nacional. El juez le ha citado a declarar el próximo 1 de junio pero podría volver a Argelia, si mejorara su estado de salud, porque no se han dictado medidas contra él. Y tampoco se espera que lo haga tras su comparecencia porque la instrucción está en fase muy embrionaria.

Pero esa cita y el momento en que reciba el alta son fechas claves para esta crisis. En una entrevista en RNE, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, aseguró hoy que una vez recuperado «se termina nuestro compromiso humanitario y él volverá a su país, pero tiene unas causas pendientes y esperamos que cumpla con sus obligaciones con la justicia española». El dirigente se enfrenta a dos querellas por delitos de genocidio, torturas y terrorismo, entre otros…Continuar leyendo