El enviado de la ONU Jan Kubis abordó la situación libia junto con el ministro de Exteriores marroquí

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha destacado la importante labor llevada a cabo por Marruecos de cara a desarrollar el proceso de paz en la nación libia. En este sentido, el enviado de Naciones Unidas a Libia, Jan Kubis, ha mantenido diferentes contactos sobre el asunto libio con el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita.

Según un comunicado de la Misión de Apoyo de la ONU en Libia (UNSMIL), Nasser Bourita fue uno de los primeros diplomáticos extranjeros en recibir una llamada telefónica de Kubis para analizar la situación del país norteafricano que vive una guerra civil cruenta desde que cayó el régimen de Muamar el Gadafi en 2011; un conflicto en el que se han enfrentado en los últimos años el Gobierno de Acuerdo Nacional, dirigido por el primer ministro Fayez al-Sarraj y radicado en Trípoli, y el otro Ejecutivo oriental de Tobruk apoyado por el Ejército Nacional Libio del mariscal Jalifa Haftar.

La confrontación libia se había convertido en un conflicto en el que tomaban parte diversas potencias extranjeras con intereses en el arco mediterráneo y en los recursos de Libia, país rico en petróleo. Así, el Gobierno de Acuerdo Nacional cuenta con el apoyo militar de Turquía, incluso con el envío de mercenarios a sueldo provenientes de Siria y vinculados a grupos ligados en el pasado con entidades yihadistas (como han asegurado diversos analistas), y con el respaldo político y financiero de Qatar, como han apuntado diversos medios. Por su parte, el Ejército Nacional de Libia ha estado recibiendo el apoyo de Rusia (con el envío también de mercenarios, como han señalado diversos expertos), Francia, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Egipto. 

El enviado de la ONU mantuvo en las últimas horas diversas conversaciones telefónicas con diplomáticos de todos los países que participaron en el proceso de paz libio; y durante el diálogo entre Bourita y Kubis se habló sobre la situación en Libia y los esfuerzos de Marruecos para facilitar las negociaciones entre las partes libias en conflicto, como informó el medio Morocco World News. Esto ratifica el papel fundamental del reino marroquí para ayudar a los libios a lograr una solución a su conflicto interno.

La crisis libia parece que puede terminar después de las conversaciones a nivel político y militar que se desarrollaron en Marruecos, Egipto y Suiza, en las cuales ambos bandos, bajo mediación internacional de países como Marruecos y entidades como la ONU, acercaron posturas; y, especialmente, después de la elección de un Gobierno interino libio que se asegurará de que las próximas elecciones se desarrollen en condiciones óptimas. Este Ejecutivo cuenta con un nuevo primer ministro interino como Abdul Hamid Dbeibah, empresario que cuenta con buenos vínculos con Turquía; además de la destacable figura de Mohammad Younes Menfi como presidente del Consejo de la Presidencia. 

Abdul Hamid Dbeibah pronunciando un discurso por videoconferencia durante una reunión del Foro de Diálogo Político Libio (LPDF). Los delegados libios en las conversaciones facilitadas por la ONU el 5 de febrero de 2021 eligieron a Abdul Hamid Dbeibah como primer ministro de transición

Precisamente, poco antes de los contactos entre Kubis y Bourita, el ministro de Asuntos Exteriores alauí recibió una llamada telefónica del recién elegido primer ministro libio, Abdul Hamid Dbeibah, quien acogió con satisfacción el apoyo de Marruecos a la reconciliación nacional en Libia.

En los últimos meses, Marruecos albergó varias reuniones entre las facciones libias enfrentadas que permitieron a los Parlamentos rivales alcanzar varios acuerdos, que culminaron con …Continuar leyendo