28 de febrero de 2024

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Rabat adopta medidas urgentes para paliar el efecto de la sequía.

2 minutos de lectura

BOUBEKRI MOHAMMED YASSER (CON MAP)

El Rey Mohammed VI encabezó una reunión de trabajo crucial en el Palacio Real de Rabat, centrada en la urgente cuestión del agua en Marruecos.

El encuentro se produce en un contexto de alarmante déficit de precipitaciones, registrándo una caída del 70% en las precipitaciones entre septiembre y mediados de enero respecto a la media anual.

La tasa de llenado de presas también está por debajo, alcanzando sólo el 23,2% frente al 31,5% del mismo periodo del año anterior.

Ante el Monarca, el ministro de Equipamiento y Agua, Nizar Baraka, presentó un plan de acción de emergencia, detallando medidas inmediatas. Estos incluyen la movilización óptima de recursos de presas, pozos y estaciones de desalinización existentes, así como la construcción de equipos de transporte urgentes para garantizar el suministro de agua potable. Además, en caso necesario se implementarán posibles medidas de restricción de caudales de riego y distribución.

Su Majestad el Rey destacó la urgencia de actuar ante esta crítica situación del agua e instó a los departamentos y organizaciones interesados ​​a intensificar sus esfuerzos. También pidió una comunicación transparente con los ciudadanos sobre la evolución de la situación del agua y las medidas de emergencia adoptadas.

Se hizo hincapié en la sensibilización pública sobre el ahorro de agua y la lucha contra el desperdicio, fortaleciendo así la responsabilidad colectiva en la gestión de este recurso vital.