21 de julio de 2024

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Una ONG suiza acusa a Argelia de graves violaciones de los derechos de los migrantes

2 minutos de lectura

BOUBEKRI MOHAMMED YASSER

Border Forensics es una agencia que moviliza métodos innovadores de análisis espacial y visual para investigar prácticas de violencia fronteriza dondequiera que dicha violencia pueda ocurrir. Trabajando en asociación con comunidades de inmigrantes y grupos no gubernamentales, su objetivo es promover y defender la dignidad y los derechos de los inmigrantes y promover la justicia en la movilidad. Sus financiadores no son solo las fundaciones habituales, sino también las instituciones públicas suizas y los centros de investigación preocupados por la situación de los derechos humanos. Por eso, también mediante fotos de satélite, es posible documentar el calvario de los inmigrantes expulsados ​​de Argelia.

Ya el 30 de marzo, “Alarmphone Sahara” documentó las condiciones de al menos 1.277 personas, obligadas a permanecer en el desierto sin agua ni alimentos. También según otras fuentes, entre enero y marzo de este año, las autoridades argelinas expulsaron a más de 10.000 migrantes. El gobierno argelino multiplica las prácticas ilegales que ponen en peligro la vida de las personas en tránsito.

Hoy, Argel, debido a la guerra en Ucrania, se beneficia de recursos adicionales después del aumento del precio de la energía, sería justo, cree Border Forensics, solicitar enérgicamente que estas ganancias se asignen a la población argelina “privada” de cualquier recurso, aunque sea básica, y de una política de acogida y gestión de flujos migratorios como la que se lleva a cabo en los países vecinos”, en particular Marruecos.