El satélite comercial Beijing-3 puede capturar imágenes de zonas de hasta 3.800 kilómetros cuadrados en menos de un minuto, lo cual lo convierte en una de las cámaras fotográficas más avanzadas del mundo.Seguir leyendo…

alemana