A pesar de acreditar suficiente solvencia económica y necesaria para alquilar la vivienda, la inmobiliaria no respondió a la petición del solicitante y argumentó que se había elegido otra candidatura a pesar de que el piso seguía vacío y disponible semanas después.

Es el caso de Redouane Mehdi un joven ingeniero llegado a Barcelona hace tres años a quien se le negó el alquiler de un piso por razón de su origen marroquí.

Mehdi denunció los hechos en la Oficina por la No Discriminación (OND) y fueron estudiados y analizados conjuntamente con la Unidad de Disciplina y Antiacoso del Instituto Municipal de la Vivienda y Rehabilitación (IMHAB), que ha desarrollado todo el proceso administrativo del expediente sancionador.

La sanción se ha impuesto en virtud de la ley catalana de vivienda de 2007, que prohíbe la discriminación directa en el acceso a una vivienda por razón de origen.