Fuente Alminassa24

Yasmine Hasnaoui, especialista en asuntos norteafricanos y la cuestión del Sáhara, confirmó que el discurso Real no trae sorpresas para el pueblo marroquí, a cambio de ser “inesperado” por parte del régimen argelino, y que “tiró la pelota en el terreno del régimen de Tebboune “.

En una declaracion exclusivo a Alminassa 24, Yasmine explicó que el Rey Mohammed VI llamó en muchas ocasiones a abrir fronteras, restablecer relaciones, consolidar la unidad del Magreb y crear mecanismos de diálogo político entre los dos países.

La portavoz agregó que el discurso destacó el papel de la coordinación entre Marruecos y Argelia para lograr el desarrollo, fortalecer la posición de los dos países frente al terrorismo y apoyar la estabilidad de la región, e indicó que Marruecos extendió su mano para cooperar con su vecino Argelia, para superar las diferencias y desarrollar las relaciones económicas y políticas, de manera que se preserve la soberanía de ambas partes.

Yasmine calificó la invitación Real como un “contrato de futuro”, que afectaría positivamente a la marcha del expediente del Sahara marroquí, en el caso de que Argelia responda a las buenas intenciones de Marruecos de resolver el asunto, cuyo alcance supera las 4 décadas.

Hasnaoui destacó que el régimen argelino debe interactuar con el discurso real, hacia la reanudación de un diálogo sin condiciones, señalando que la paz depende de la valentía de las dos partes juntas, y Marruecos, por su parte, ha demostrado la sinceridad de su convicción de la necesidad para restablecer las relaciones, como ella dijo.