Fuente Onda Cero Melilla

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha rechazado por falta de pruebas el recurso presentado por Dany Williams, un ciudadano de Camerún cuyo nombre real es Albert Julio Doumbe y que denunció a España por haber sido devuelto a Marruecos tras coronar la valla de Melilla en octubre de 2014.
El demandante, que ahora reside legalmente en España como familiar de un ciudadano de la Unión Europea, asegura que antes de aquel día fue devuelto hasta en seis ocasiones a Marruecos tras intentar entrar en Melilla escalando la valla.

Albert afirmó que el 15 de octubre consiguió coronarla junto a otros 140 inmigrantes y que, por negarse a colaborar con los agentes que estaban actuando, le bajaron por la fuerza y cayó al suelo. Sostiene que fue detenido, esposado y conducido hasta una de las puertas del vallado para ser posteriormente entregado a las autoridades marroquíes.
El Tribunal reconoce que hay importantes discrepancias entre ambas partes respecto a lo que sucedió en ese momento y que no hay ningún informe médico sobre las lesiones sufridas por el demandante, pero sí sobre otros inmigrantes que fueron atendidos por Cruz Roja. Recuerda además que no existe constancia de que la Guardia Civil, entre cuyos agentes hubo aquel día varios heridos de diversa consideración, le informara sobre su situación personal.
La Audiencia Provincial de Málaga resolvió uno de los dos procedimientos iniciados a raíz de aquel incidente afirmando que no procedía continuar con las actuaciones porque las órdenes que dio el coronel de la Guardia Civil no fueron “intencionadamente ilegales”. En cuanto al segundo procedimiento, fue archivado después de que la Audiencia concluyera que los agentes que intervinieron no hicieron un uso excesivo de la fuerza.
Además de recordar que el demandante no compareció ante los tribunales españoles ni dio a conocer su identidad –varias oenegés actuaron como acusación particular– el Tribunal Europeo de Derechos Humanos afirma que el Gobierno de España no le consideró una víctima porque no aportó pruebas convincentes de su participación en ese intento de entrada.
El TEDH Le ha recriminado igualmente que no haya aportado nunguna prueba creible como la ropa que se supone que llevaba el día del salto, ni tenía heridas visibles en el cuerpo. Tampoco había ningún tipo de informe sobre las supuestas heridas.
A pesar de las explicaciones del demandante, el tribunal considera que las pruebas aportadas son insuficientes y que el Gobierno ha puesto sobre la mesa razones de peso para cuestionar su validez. También entiende que se ha contradicho en varias ocasiones y que su relato no coincide con lo que se desprende de los videos grabados ese día.