Redouan Elahmadi

La poesía , letras esparcidas y aroma de un sentido que despierta cualquiera memoria. Es ritmo asegurado y versos que no siempre van de alegría ,a caso el mundo podría vivir sin poesía ?; . Dicen que es el elixir de la vida cuando la mente se encalle en describir su propia agonía.Sabe interpretar la vida como si fuera una trama narrativa ;suspense ,indicios aclaratorios y mucha alegría .Sabe combinar los elementos lingüísticos en un mar de dudas, con una maestría de un seductor que le duele forzar el ritmo de su amada para no estropear el hermoso momento en cada aliento sentía .
La poesía es la culminación de los dotes divinos donde el verbo se rinde ante los encantos de una belleza y las sílabas pegadas a las sonoras vocales que bailan al son de un merecido ímpetu indagador de la buena esencia ..
la poesía nos sublima y nos da una identidad trascendental donde el verbo es la alegría de una tristeza bien expresada y un ímpetu estilizado en matices de la sentida libertad , alas de de una singularidad poética.
La poesía no envejece , bebe de la eternidad sudando gota fría , surcando la vida .Su elixir está en hacer de las sacudidas verbales , un sendero a explicar en ritmos y música que deleitan los corazones huérfanos de una estable referencia .
La poesía siempre ha estado presente en el contenido de todas la socializaciones que hubieron a lo largo de la historia de la humanidad ,ha sido y sigue siendo una herramienta para vigorizar la inteligencia emocional de una sociedad en sus desafíos de carácter interactivo dando al sentido de su existencia ,belleza y singularidad …

-EL POETA COMO OSTENTADOR DEL VERBO RIMADO

El poeta ama su soledad, en ella está su pasión de un amor fugaz que se resiste al olvido.
Anda contra el tiempo;encapsulando su tránsito en un frasco; retales de nostalgias y tejido de recuerdos que martillan cada suspiro de su aliento .
El poeta se discurre entre los sentidos y con un hígado destrozado , buscando en cualquier silencio,en los sueños ,en la piel, incluso en los escombros “las huellas de una memoria destronada .. .
La historia de un poeta es el compendio de un elocuente silencio y una espesa soledad ,no va de santo divino ni de ángel caído , simplemente es un ser que se viste de versos oponiéndose a la frialdad de algunos sentires ,poetizando.. . .
Escribir poesía es como si se respirara letras en cada sueño de alegría ,que a veces se entristece por no comprender la insistencia de ciertas injusticias….
Prerender a la poesía es aliarse con la belleza en expresar los anhelos del alma apropiándose de la voz de libertad , vociferando siempre que nuestra existencia no es que un tránsito para la plenitud transfomadora donde el hombre se haga cargo de sus trascendentales necesidades , sin recurrirse a efectos anestésicos para seguir simulando la corrección de la buena conciencia .
Escribir la poesía es una locura que sacude las certezas e incordia la tibieza de algunos pensamientos , lleva en sí la esencia divina , perturba por la claridad de sus laberintos de la supuesta voluntad extraviada , movilizando sílabas en su propia defensa ante lo impasible de un mundo que se acogió al silencio como forma de vivir de aquella manera .
Dejar que nos habite la poesia , es un acto de depuración y el deseo de manifestar la pulcritud como valor añadido ante la banalización de los usos apurados del mismo acto de escribir….